La terapia de celulas madre crea grandes expectativas en la insuficiencia cardiaca

El director de Cirugía Cardiovascular de la Clínica Universitaria de Navarra destaca la eficacia de los ensayos El HUCA ha probado ya las nuevas técnicas en cuatro pacientes y prevé llegar a seis .

16.05.08 - Eva L. Machado

La insuficiencia cardiaca es «la epidemia del siglo XXI», pero las nuevas terapias con células madre aportan la esperanza de dominarla, según señaló ayer en Cabueñes el doctor Jesús Herreros, director del servicio de Cirugía Cardiovascular de la Clínica Universitaria de Navarra. En España, el 4% de las personas mayores de 45 años que ingresan en un hospital lo hacen a causa de esta enfermedad. Cuando un paciente padece ese problema, es decir, cuando su corazón es incapaz de llenar o bombear la cantidad de sangre necesaria para su organismo, puede recibir distintos tratamientos. Una posibilidad es el tratamiento farmacológico, pero si la enfermedad ya está en un estado muy avanzado ese enfoque tradicional es insuficiente. Por eso las vías que abren las nuevas terapias resultan cruciales.

Esos casos más graves, que representan entre el 5% y el 10% del total, tienen un pronóstico de vida muy corto. La mitad fallece a los dos años. En fases tan avanzada, el tratamiento tradicional es el trasplante de corazón. Gracias a esta intervención, más del 60% de estos los enfermos sobreviven más de 10 años. «Si no hubieran recibido un nuevo corazón, el 90% hubieran fallecido», señaló Herreros, quien pronunció la conferencia 'Regeneración cardiaca, posibilidades y experiencia clínica' dentro del ciclo anual de la Sociedad Internacional de Bioética. Herrero alabó la labor del equipo de trasplantes del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA): «Tiene un programa muy activo con excelentes resultados».

Pero ese saber hacer no es suficiente. Los pacientes que se pueden beneficiar de un trasplante cardiaco son escasos, ya que el número de donaciones es limitado. En ese punto, los investigadores han empezado a estudiar otras posibilidades. «Se están planteando otras alternativas, como las cirugías de restauración ventricular, que permiten reconstruir la forma y el tamaño del ventrículo izquierdo, y sistemas mecánicos que se asemejan a un corazón artificial alternativo», indicó.

Después de un infarto

Otro ensayo ha generado grandes expectativas para los enfermos cuyas expectativas de curación eran, hasta ahora, «escasas o nulas». «Se trata de la terapia celular, que es aplicable cuando existe una muerte de las células del corazón tras un infarto», explicó. Según Jesús de Otero, director de la Unidad de Trasplantes y Terapia Celular del HUCA, su equipo aplica esa técnica desde 2006: «Estamos en la segunda fase de ensayos clínicos. Ya hemos tratado a cuatro pacientes y en breve llegaremos a seis».

Aunque el doctor Herreros reconoció que todavía no se conocen al detalle los mecanismos de acción, el tratamiento con células madre resulta seguro y eficaz. La última innovación es el desarrollo de la ingeniería tisular, que asocia células madre con agentes farmacológicos y sustancias biológicas para lograr reconstruir tejidos. «Aún hay un camino muy largo por recorrer, pero estas terapias representan una nueva dimensión. Este tratamiento contribuye al proceso humano natural de regeneración», concluyó.

Fuente: El Comercio Digital
Link: http://www.elcomerciodigital.com/gijon/20080516/gijon/terapia-celulas-ma...