Nuevos avances en terapia celular y medicina regenerativa

La Universidad Autónoma de Madrid albergará el próximo 22 de mayo la Jornada “Terapia celular en la medicina del siglo XXI”, enmarcada dentro del Foro de Ciencia y Tecnología madri+d dedicado a Biomecina y Ciencias de la Salud. La iniciativa, destinada tanto a empresas del sector como a investigadores, consultores y gestores de este ámbito, ofrecerá una amplia perspectiva sobre los nuevos avances en terapia celular y medicina regenerativa.

Actualmente, las enfermedades degenerativas constituyen uno de los principales problemas sanitarios de los países desarrollados. Estas enfermedades se deben, por lo general, a defectos génicos, lesiones traumáticas, estilo de vida o al progresivo envejecimiento de la población.

Una característica común en este tipo de enfermedades es la alteración de tejidos y/o la desaparición de ciertos tipos celulares, provocando una disfunción en distintos órganos. Los fármacos utilizados en el tratamiento de estas enfermedades frecuentemente palian únicamente los síntomas, en vez de reparar el daño tisular. Precisamente, el objetivo de la terapia celular es restaurar esos componentes dañados o ausentes para así intentar recuperar la función del órgano en este tipo de enfermedades.

Las aproximaciones de la terapia celular son muy variadas: el uso de células autólogas (del propio paciente), alogénicas (de un donante), xenotransplantadas (procedentes de animales generalmente), el uso de células madre adultas o embrionarias, células humanas modificadas genéticamente para producir determinadas sustancias o células transdiferenciadas que ejercen funciones celulares que antes le eran ajenas (por ejemplo, la producción de insulina por hepatocitos transdiferenciados en células beta), entre otras.

Todas estas técnicas presentan frente a otras la ventaja de su versatilidad, por lo que las patologías a las que pueden dirigirse son muy variadas. Han sido aplicadas con mayor o menor éxito a patologías tan diversas como disfunciones hormonales (diabetes o déficit en la hormona del crecimiento), lesiones cardiovasculares (isquemia, infarto de miocardio), enfermedades neurodegenerativas (Parkinson, Alzheimer, Corea de Huntington), lesiones osteoarticulares o simplemente en lesiones en las que haya que regenerar un tejido (como una fístula).

Parece claro el interés que tiene en el tratamiento de patologías hasta ahora incurables y como la investigación en este área permitirá identificar los aspectos claves para hacer de la terapia celular una técnica segura y eficaz que constituya un avance sin precedentes en el campo de la medicina.

La Jornada “Terapia Celular, la medicina del siglo XXI” ofrecerá varias perspectivas sobre la aplicación y transferencia de conocimiento en este campo teniendo en cuenta sus aplicaciones clínicas en el área de la medicina regenerativa. La Jornada comenzará con una conferencia magistral impartida por Damián García Olmo, profesor del Departamento de Cirugía de la Universidad Autónoma de Madrid-Hospital Universitario La Paz, quien ofrecerá información sobre los ensayos clínicos en terapia celular que se están desarrollando en España. Posteriormente, tendrá lugar una mesa redonda donde se debatirá acerca de la transferencia del conocimiento en terapia celular, conducida por Antonio Verde, director de la OTRI de la Universidad Autónoma de Madrid y que contará con la participación de Jorge Alemany, director de Estrategia y Operaciones de Cellerix; José Luis Jorcano, director General de la Fundación Genoma España; y Víctor González, de la Subdirección de Terapia Celular y Medicina Regenerativa del Instituto de Salud Carlos III.

La importancia de la terapia celular en la aportación de nuevos enfoques para el tratamiento de enfermedades está reflejada en el interés creciente que la investigación en el área está suscitando. Tan sólo en el ámbito nacional, podemos encontrar más de 50 grupos dedicados a la investigación en éste área, existiendo varios centros de investigación dedicados casi exclusivamente a la medicina regenerativa y terapia celular como por ejemplo el Centro Andaluz de Biología Molecular y Medicina Regenerativa de Sevilla, el Banco de Células Madre de Granada y el Centro de Medicina Regenerativa de Barcelona.

En la Comunidad de Madrid existen numerosos investigadores que realizan estudios en este campo. Los intereses en la investigación de un 39 por ciento de los grupos se centran en el estudio de las células madre, tanto embrionarias como adultas, mientras que un 22 por ciento investigan en las áreas de regeneración tisular y medicina regenerativa.

El Consejo Superior de Investigaciones Científicas con centros como el Centro de Investigaciones Biológicas (CIB), el Centro Nacional de Biotecnología (CNB) y el Centro de Biología Molecular (CBM), ambos centros mixtos UAM-CSIC, concentra una importante actividad investigadora en terapia celular. El Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC) y el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) son instituciones de referencia en el área, así como centros hospitalarios de excelencia como La Paz y Gregorio Marañón. La Universidad Complutense y la Universidad Autónoma de Madrid albergan programas de investigación cooperativa en terapia celular.

Para hacernos una idea de la importancia que se otorga a la investigación en el área de terapia celular, basta con hacer una revisión del número de ayudas y programas que incluyen esta línea de investigación dentro de las acciones prioritarias a nivel europeo (el VII Programa Marco), nacional (por ejemplo, acciones dentro del Plan Nacional o del Instituto de Salud Carlos III a través de las ayudas RECTIS y las ayudas de apoyo a la investigación Biomédica para Consorcios en red CIBER) y regional.

Consciente de la importancia que la terapia celular tiene para la sociedad y de las posibles aplicaciones en el ámbito clínico de los resultados de estas investigaciones, la Comunidad de Madrid ha puesto en marcha varias iniciativas encaminadas a promocionar la investigación de excelencia y la transferencia de conocimiento en este ámbito.

La Dirección General de Universidades e Investigación ha promovido y financiado programas de investigación dedicados al estudio de células madre, centrando, por ejemplo, sus investigaciones en determinar las variables que permitirán aplicar con total seguridad el uso de la células madre para el tratamiento de diversas enfermedades; o determinando las propiedades biológicas y posibles aplicaciones clínicas de las células madre mesenquimales. Además, otros grupos identificados en la Comunidad de Madrid realizan estudios relacionados con la biología de precursores hematopoyéticos, terapia génica y estudios sobre la estabilidad, biología y aplicación clínica de células madre.

Fuente: madridiario.es
Link: http://www.madridiario.es/2008/Mayo/ciencia-tecnologia/75928/foro-cienci...