Andalucía está a punto de completar sus propias líneas de células madre

Tres de los 12 embriones con los que trabajan el Virgen del Rocío y el Cabimer han desarrollado células capaces de originar cualquier tejido

Reyes Rincón - Sevilla - 16/04/2008

Los investigadores del programa andaluz de terapia celular y medicina regenerativa están más cerca que nunca de desarrollar sus propias líneas de células madre. Científicos de la Unidad Genética, de Reproducción y Medicina Fetal del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, con el apoyo del Cabimer (el Centro Andaluz de Biología Molecular y Medicina Regenerativa), han conseguido por primera vez resultados preliminares prometedores en tres ensayos para desarrollar líneas de células troncales embrionarias humanas, consideradas la materia prima de la medicina regenerativa.

Hasta ahora, los investigadores andaluces trabajaban con 14 líneas celulares importadas del Instituto Karolinska de Estocolmo, Estados Unidos, Cataluña y Valencia. Pero uno de los principales retos seguía siendo generar las suyas propias. Los trabajos que ahora parecen dar frutos forman parte de un proyecto de investigación financiado por la Consejería de Salud a través del programa de terapia celular y medicina regenerativa 2006.

Los antecedentes de este tipo de investigación advertían de que para que para obtener una línea celular estable se necesita probar con una media de 200 blastocitos (embriones en un estadio inicial de su desarrollo). Los científicos del programa andaluz empezaron a trabajar en enero de este año con 12 preembriones donados por parejas que se han sometido a procesos de fecundación in vitro. De los 12, tres han desarrollado una línea estable a fecha de hoy, lo que se considera un éxito más del trabajo. "Nuestra eficacia es altísima. Hemos usado un número muy pequeño de embriones y desde el principio han funcionado muy bien", reconoce Guillermo Antiñolo, director del Plan de Genética de Andalucía y de la unidad de genética del Virgen del Rocío. Dos de los embriones han llegado ya a su semana número 12 y el tercero, a la nueve.

Para confirmar la estabilidad de la línea celular hacen falta 40 semanas, pero los científicos andaluces se muestran optimistas con los primeros resultados. "Todo parece indicar que son líneas muy estables y consistentes", apunta Antiñolo. Las células madre embrionarias humanas proceden de la masa celular interna. Las líneas celulares están formadas por células estables, es decir, que mantienen sus características originales cuando se las somete a algún cambio. Son células capaces de dividirse sin cesar y se las considera pluripontenciales, lo que supone que pueden dar origen a cualquier tejido. Con ellas se pretende regenerar tejidos dañados por enfermedades como Parkinson, Alzheimer o lesiones cardiacas. "Será un avance muy importante para el proyecto andaluz y siempre hay que recordar que esto no sería posible sin la sociedad civil tan estupenda que tenemos", señala Antiñolo. "Una de las claves de nuestro trabajo es la contribución de las parejas que han donado sus embriones".

En las semanas que restan hasta dar por consumado el éxito del proyecto, los investigadores empezarán a probar el resultado con un modelo animal. "Y a partir de ahí seguiremos trabajando para conseguir los criterios necesarios y haremos controles para comprobar que se mantiene la estabilidad", señala el director del Plan de Genética de Andalucía. Si fructifican, las líneas celulares se depositarán en el banco de células de Granada, considerado el nodo central de España para facilitar este material a investigadores.

A la vista de los buenos resultados obtenidos, el equipo de Antiñolo empezará a trabajar esta semana con embriones del programa de diagnóstico genético preimplantatorio, aquellos afectados genéticamente por determinadas enfermedades como la distrofia muscular de Duchenne o la fibrosis quística.

El objetivo es obtener también líneas de células a partir de ellos. "Estas enfermedades no disponen ahora de un modelo de tejido vivo cercano a los humanos, sólo de animales, lo cual supone un problema porque el modelo humano es más complejo y, sobre todo, distinto", advierte el investigador. La obtención de células de esos embriones permitirá conocer los mecanismos del fallo causante de la enfermedad y desarrollar terapias para combatirlo e incluso frenarlo.

Fuente: Diario El País
Link: http://www.elpais.com/articulo/andalucia/Andalucia/punto/completar/propi...